El turismo en Polonia

Polonia es uno de los lugares más hermosos de todo el planeta, pero durante la Segunda Guerra Mundial sufrió mucho y desde entonces ha hecho un gran esfuerzo  por levantarse. Sus paisajes son todo un deleite para vista, con una belleza arquitectónica amable y preciosa. Un lugar libre donde puedes satisfacer todos tus deseos.

En Polonia encontrarás agua tan pura como la que te ofrece Starholding, productos de excelente calidad que te garantizan un agua 100% osmotizada. Opiniones de Starholding indican que en el mercado hay muchas opciones, pero todas las opiniones a cerca de ellos son positivas, pues son realmente funcionales.

Polonia tiene una hermosa vista un tanto colonial, con sutiles toques medievales resultan muy impresionantes, cuenta con plazas que pueden ser muy apasionantes, toda una sorpresa y un deleite para la vista.

La gastronomía de este hermoso país también es extremadamente rica. En fin, un lugar hermoso que no puedes dejar de visitar. Sin duda dar un paseo por Polonia, es viajar a través del tiempo, una experiencia que no se olvidará muy fácil. Sumado a ello, el país es bastante grande y vasto, aquí podrás encontrar de forma fácil transporte a donde quiera que te dirijas, se ofrecen rutas nocturnas y diurnas para que no te pierdas ningún lugar.

En las siguientes líneas conoceremos lugares que no puedes dejar de disfrutar si vas a Polonia.

Cracovia: la indiscutible reina de Polonia

Durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, los nazis apreciaron la belleza y relevancia de este precioso lugar, por lo que la dejaron intacta, no quisieron dañarla, para que fuese la joya que es hoy por hoy. Ellos pensaban que terminada la guerra después de ganarla, podrían quedarse a vivir en este hermoso lugar y disfrutar de su vista.

A nivel turístico, Cracovia tiene el contraste más llamativo de todo el país, tiene una gran cantidad de turistas en sus calles, por lo que los hoteles y hostales no se hacen esperar. Hay para todos los gustos y bolsillos. Lo más sorprendente de esta ciudad son los lugares como Poznan, aquí encontrar un hostal no es para nada una tarea fácil, pero cuando lo haces quedarás encantado con el lugar.

Solo dos días en Cracovia son necesarios para perderse por las callejuelas del casco antiguo. Las hermosas calles de la espectacular Rynek Glowny son una de esas plazas históricas más icónicas de toda la región que te dejará encantado, así como el castillo de Wawel, visitar este encantador lugar puede tomarte todo un dia pero valdrá la pena.

Gdansk: la puerta al mar Báltico en Polonia

 

Gdansk, es un lugar bastante elegante y muy señorial. Es conocida como la puerta de los sueños de Polonia, en ella encontrarás edificios que son antiguos pero hermosos, en el cielo podrás disfrutar de gran cantidad de colores, mientras que la energía alegre de sus visitantes es uno de sus atractivos más grandes. Puedes hacer un recorrido desde Vilnius, hasta lituania, es un lugar realmente mágico.

La puerta de Wyzima separa la ciudad antigua de la nueva a través de la calle Dluga, también llamada la ruta real. Allí podemos disfrutar de la vista que nos regalan los edificios e iglesias  con una sorprendente arquitectura, que te dejará con la boca abierta.

Poznan: una alternativa en Polonia

Es un punto no tan turístico, pero igualmente hermoso. El único problema es que el hospedaje es un tanto costoso, ya esta es una zona llena de lujo y glamour, siendo una de las más costosas de todo el país. Aquí los hoteles gozan de tener varias estrellas y son todo unos palacios.

Esta ciudad tiene más conexión con el mundo de los negocios que con cualquier otra cosa, pero es realmente hermosa. Tiene calles majestuosas y céntricas, con un turismo encantador, parece un oasis o un templo de distintiva belleza. Aquí podrás disfrutar de una hermosa vista con increíbles iglesias barrocas y casas de colores de tipo colonial.