El turismo beneficia la economía de los países

Dentro de los sectores de esparcimiento disponibles, el turismo es una de las industrias que continúa superando todos los esquemas y metas que se han planteado en los últimos años, sin importar el tipo de situación ajena que presente. Según diferentes estudios, el turismo es una industria emergente que muestra  diferentes modalidades que se adaptan a las necesidades de la población actual, quienes buscan explorar lugares poco poblados, permitiendo la relajación y el contacto con la naturaleza, conociendo de primera mano las actividades que mantienen a la economía local.

A través del turismo las personas pueden crear relaciones interpersonales directamente con todos los que participan en las diferentes actividades que mantienen determinado lugar a flote, fomentando el intercambio cultural e incluso inspirando respeto e instinto de preservación para los lugares que se encuentran en peligro por diferentes actividades industriales que pueden afectar los ecosistemas que allí se desarrollan. También permite que todos los turistas conozcan sus locales y establecimientos más importantes, teniendo nuevas ideas de cómo se desarrollan sus diferentes actividades. Por ejemplo, la botiga can riera ayuda a los productores presentando diferentes productos frescos para la elección de los visitantes.

Para el 2017, dicho sector creció en un 4.6% más que en años anteriores, siendo una tendencia que se mantiene desde hace 7 años, reflejando un crecimiento mayor que otras industrias igual de importantes a nivel mundial. En la actualidad el agroturismo puede generar uno de cada diez empleos en el mundo por lo que se le ha considerado un sector clave para la creación de empleos alrededor del mundo, así como para el desarrollo económico, ya que todos los años demuestra que supera la economía mundial, creciendo en más del 30% en comparación con el 20% que ha obtenido la economía total. Por el aseguramiento de un futuro con trabajos de calidad y un crecimiento inclusivo crecen algunas preocupaciones por parte del sector privado incluso del gobierno.

La contribución directa del turismo a la economía mundial el año pasado fue de más de 2.6 billones de dólares, creando unos 118 millones de empleos tanto directos como indirectos. Una de las regiones con mayor crecimiento para el 2017 fue África, específicamente el norte con un 22,6%, siendo uno de los principales destinos escogidos por los viajeros, mientras que Asia tuvo un crecimiento del 7,4%. Otras regiones que tuvieron un crecimiento importante se encuentran en América Latina como lo son México, Perú, Costa Rica, Chile, Argentina y Colombia.

Gracias al crecimiento y la creación de nuevos empleos, el sector turístico se mantendrá en crecimiento en los años siguientes, ya que son más las personas que se interesan por realizar un turismo de calidad y no solo asistir a un determinado hotel. Muchas personas ahora buscan una experiencia personalizada, que se adapte a sus necesidades y requerimientos y que al mismo tiempo permita tener un efecto positivo en los diferentes ecosistemas. Ahora se ha hecho más popular una visita y hospedaje en una casa de campo, rodeada de naturaleza, antes de estar en un hotel céntrico lleno de mucha gente y congestión.